Android e iOS son los sistemas operativos móviles que dominan el mercado actual. Sin embargo, puede surgir una incógnita entre las plataformas desarrolladas por Google y Apple al elegir el próximo teléfono celular: ¿Cuál es mejor?.

Ambos sistemas ofrecen nuevas actualizaciones con características similares cada año, aunque ciertas variaciones pueden ser cruciales para los usuarios más exigentes.

Aunque el software del iPhone es conocido por cosas como la seguridad y el diseño de la interfaz, su rival se destaca por las posibilidades de personalización casi infinitas y características adicionales.

Por ello, en el siguiente artículo compararemos algunas características claves de ambos sistemas operativos para ayudar a determinar cuál es el adecuado para cada perfil de usuario.

Modelos disponibles

La compatibilidad es una de las principales diferencias entre los sistemas. Construido por Google, Android no es exclusivo y equipa varios modelos de diferentes marcas incluyendo, por ejemplo, gigantes como Samsung , Huawei, LG y Asus, además de su línea de teléfonos móviles, Pixel.

Más cerrado, Apple produjo el iOS y sólo opera en los modelos que la propia empresa, como el nuevo iPhone 11 y el iPhone 11 Pro.

Funciones diferenciadas

Una de las principales fortalezas del iOS que no está completamente disponible en Android es la consistencia y la alineación entre los productos de la marca, además de la simplicidad de usar los productos de Apple, como Apple Watch, iPhone y MacBook.

Entre las características exclusivas del iPhone también está la posibilidad de grabar la pantalla de forma nativa, así como los Animojis, las divertidas figuras intercambiables que incluso han ganado sus propias versiones en Android.

Sin embargo, la independencia de Android aporta muchas ventajas, como la posibilidad de reflejar el smartphone en cualquier ordenador -no sólo con dispositivos compatibles con AirPlay, como en el caso de Apple- e incluso de transferir archivos a cualquier dispositivo a través de Bluetooth. Otra característica exclusiva de algunos dispositivos Android es la pantalla «Siempre activa», una función que deja parcialmente encendida la pantalla del móvil.

En general, Android cuenta con cientos de funciones diferentes, ya que el dispositivo es de código abierto y otros fabricantes pueden añadir nuevas herramientas a sus modelos, como es el caso de Samsung Experience.

Funciones comunes

Las funciones clave disponibles para los teléfonos inteligentes hoy en día son proporcionadas tanto por Android como por iOS. Con la constante creatividad de ambas plataformas, es difícil comprobar las funciones que uno lleva y el otro no, incluso si es exactamente lo mismo.

Además de las galerías inteligentes que construyen, editan y agrupan fotos y vídeos, es posible citar el popular Modo Oscuro desde los puntos comunes de los sistemas, que puede facilitar la visualización de contenidos por la noche o en entornos con poca luz.

También añaden a las plataformas sus propias aplicaciones de música, mapas y asistentes virtuales: Siri, en Apple, y Google Assistant.

Interfaz y usabilidad

La probabilidad de personalización completa presente en Android es todavía un punto fuerte en la plataforma de Google en lo que respecta a la gráfica. Mediante la instalación de nuevos lanzadores, se puede ajustar toda la pantalla de inicio, los menús, añadir widgets o atajos e incluso alterar todo el tema del dispositivo.

El sistema permite a cualquier fabricante utilizar la plataforma de Google en su propia interfaz, gracias a su código abierto, ofreciendo experiencias distintas que difieren según la marca.

Por otro lado, iOS es más conservador y sólo permite alterar la imagen de fondo (bloqueo y pantalla de inicio), además de modificar los atajos en la barra de herramientas inferior e insertar widgets en el menú lateral derecho. Todo lo demás está cerrado y algunos prefieren la simplicidad del diseño estándar, a pesar de las limitaciones.

Seguridad y privacidad

En cuanto a la protección, ambos fabricantes se aseguran de que la Google Play Store y la App Store se supervisen y prueben regularmente para buscar posibles características o funciones maliciosas en aplicaciones de terceros. Como resultado, tanto iOS como Android pueden considerarse seguros con las plataformas que están usando.

Sin embargo, en ambos sistemas es importante verificar el origen de las aplicaciones y de los archivos que se descargan dentro y fuera de las tiendas de apps. Por lo tanto, con medidas de protección, una gran parte del malware y otros riesgos pueden ser detenidos por el propio usuario.

  • Compartir:
  • twitter